SATSE se reúne con los interlocutores policiales de Huelva para tratar las agresiones al personal sanitario

13 abril 2018

El Sindicato de Enfermería propone también actualizar el plan de prevención del SAS y la puesta en marcha de un Observatorio contra la violencia en el ámbito sanitario en Andalucía. En la provincia de Huelva se han producido 95 agresiones, 12 de ellas físicas.

El Sindicato de Enfermería (SATSE) de Huelva, se ha reunido con los interlocutores policiales en materia de agresiones al personal sanitario, figura cuya creación está recogida en el nuevo protocolo de actuación policial puesto en marcha por los ministerios de Interior y Sanidad.

Dicho encuentro se enmarca dentro de la Instrucción 2/2017, de la Secretaría de Estado de Seguridad, sobre medidas policiales a adoptar frente a profesionales de la salud y que ha sido puesto en marcha hace unos meses. La existencia de un interlocutor perteneciente a las FCSE en las distintas demarcaciones obedece al fin de mantener un contacto fluido y más directo con los cuerpos policiales en caso de agresión y ayudar a alcanzar mayores cuotas de confianza por parte de las víctimas a la hora de acudir a la policía para efectuar una denuncia.

Concretamente, en la provincia de Huelva se produjeron 95 agresiones al personal sanitario del SAS durante el año 2017, 12 de ellas agresiones físicas. Un dato que a nivel autonómico se ha incrementado con respecto al 2016, un 38,35 por ciento más de este tipo que en el año anterior, produciéndose en el pasado año 1.115 agresiones, de ellas 285 físicas.

Por ello, SATSE ha elaborado un proyecto de Ley contra la violencia en el ámbito sanitario, que va a trasladar a los organismos e instituciones correspondientes con el objetivo de que exista una norma que regule en todo el Estado las medidas necesarias para acabar con las agresiones a los profesionales del Sistema Sanitario, un fenómeno que en Andalucía se está incrementando en los últimos años.

Ante esta realidad, el Sindicato de Enfermería, que viene luchando contra las agresiones desde hace años, ha reclamado en distintas ocasiones a las administraciones sanitarias públicas la aprobación de una normativa estatal que dé una respuesta conjunta, homogénea y eficaz al grave problema de las agresiones físicas y verbales a los profesionales sanitarios, entre ellos, las enfermeras y enfermeros, los cuales acaparan cerca del 40 por ciento de las agresiones en los centros.

Tras constatar SATSE la falta de iniciativa legislativa tanto de la administración pública como de los partidos políticos, el Sindicato de Enfermería ha elaborado un proyecto de Ley que va a trasladar a los organismos e instituciones correspondientes, al objeto de que lo “hagan suyo” y puedan respaldar la tramitación correspondiente que legalmente proceda.

Asimismo, SATSE propone de forma paralela la actualización del Plan de Prevención del SAS y la creación de un Observatorio autonómico contra la violencia en el ámbito sanitario, que apoye y mejore las acciones y medidas en los servicios sanitarios públicos, así como en los centros privados, para evitar, reducir y minimizar las agresiones y sus consecuencias.