SATSE reclama la apertura inmediata de las 38 camas que mantiene cerradas el Hospital Infanta Elena

16 febrero 2017

El Sindicato de Enfermería lamenta la instalación de habitaciones triples mientras se mantiene cerrada un ala completa del hospital. Denuncia que se han dejado sin renovar a los profesionales contratados por el Plan de Alta Frecuentación a pesar que siguen siendo necesarios.

  • Facebook
  • Twitter
  • google+
  • linkedin
  • email

El Sindicato de Enfermería (SATSE) de Huelva ha reclamado a la Dirección del Complejo Hospitalario que adopte las medidas necesarias para la apertura inmediata de las 38 camas que mantiene cerradas el Hospital Infanta Elena.

Para SATSE es incompresible que se estén instalando habitaciones triples mientras se mantiene cerrada un ala completa del Infanta Elena y se haya dejado sin renovar a los profesionales de Enfermería contratados por el Plan de Alta Frecuentación pese a que el número de ingresos continúa creciendo.

Para el Sindicato de Enfermería, una vez más, y son demasiadas, la política de ahorro del SAS desemboca en la permanencia de camas cerradas en el hospital Infanta Elena y ha vuelto a crear un caos asistencial que salpica considerablemente a los usuarios. El despropósito con el que desde la dirección del Complejo Hospitalario de Huelva se manejan las camas, hace que aún permanezcan cerradas 38, lo que origina un cúmulo de hechos que desembocan en pacientes sin ubicación, personal insuficiente y cambiado constantemente de unidad.

Según asegura SATSE, el pasado lunes, 13 de febrero, se produjeron ingresos en la unidad de Reanimación quirúrgica del hospital, hechos sin precedentes en la mayoría de hospitales de la geografía nacional, cuando este es un servicio específicamente dedicado a la atención de los pacientes recién salidos de quirófano y con personal especialmente preparado para esos pacientes.

Pero no acaba ahí el despropósito, apostilla el Sindicato de Enfermería, pues denuncia que, para paliar el alto índice de altas que se produce en estas fechas, el hospital ha decidido abrir el hospital de día, un servicio preparado exclusivamente para pequeñas intervenciones que no requieren estancia nocturna pero que no dispone de los recursos materiales y farmacólogicos mínimos para atender a pacientes habituales que sí necesitan un ingreso habitual. Esto ha provocado que la seguridad de los pacientes de este servicio no sea la adecuada, hecho grave que no debe permitirse un hospital público.

Por otro lado, SATSE podido constatar, una vez más, que mientras permanece totalmente cerrada un ala con 30 camas, se abren camas en habitaciones de dos para ser transformadas en habitaciones de tres camas, circunstancia que provoca saturación de enfermos, familiares y que se aleja de los estándares de calidad que tanto promulga el propio SAS. Sin olvidar, recalca el sindicato, la promesa política del SAS de convertir las habitaciones de los hospitales andaluces en habitaciones individuales.

Además, para el Sindicato de Enfermería es incompresible que se haya dejado sin renovar a las siete enfermeras contratadas por el Plan de alta frecuentación instaurado en enero cuando era totalmente previsible que los ingresos iban a continuar incrementándose y que ese personal iba a ser absolutamente necesario durante varias semanas más. 

Ante esta situación, concluye SATSE instando de nuevo a la dirección gerencia a la apertura urgente de las 30 camas disponibles en la planta segunda derecha del Hospital Infanta Elena, unidad que permanece cerrada y que evitaría los numerosos y constantes problemas de camas y de prestación de servicios que se vienen padeciendo constantemente en este centro.

Galería multimedia

  • Facebook
  • Twitter
  • google+
  • linkedin
  • email